El papel de la familia en TALENTOS

Convencidas de la importancia de las familias en el proceso educativo de sus hijos y sabedoras de que la mayoría de los errores que se cometen en la crianza de los niños es por desconocimiento, o por la práctica de mitos culturales sin fundamentación científica; antes de iniciar las actividades pedagógicas con los niños matriculados, los padres son convocados a un conversatorio orientado por la Asesora Pedagógica y las docentes con los siguientes propósitos:

  • Conocer inquietudes y temores respecto a la decisión de vinculación al Sistema Educativo.
  • Conocer e interactuar con los padres de quienes serán los compañeritos y compañeritas.
  • Compartir sobre la Historia, Filosofía y Propuesta Pedagógica del Centro Educativo.
  • Validar la trascendencia de la decisión de ingreso de sus hijos e hijas al sistema educativo y sus compromisos.
  • Construir pactos que fortalezcan la comunicación y convivencia entre la familia y el Preescolar.

Al inicio del año escolar se convoca a los padres de familia y acudientes, al primer conversatorio liderado por la asesora pedagógica en compañía de las maestras, y desde esta interacción se le motiva para que ellos agudicen la observación y cualifiquen el compartir con sus hijos e hijas y así promover diálogos informados que lleven a decisiones conjuntas en el encuentro de padres y educadoras que se hace de forma individual, al finalizar el primer período del calendario escolar.  Este encuentro es muy oportuno además para decidir si existe la necesidad de remitir a la EPS para evaluación en caso de identificar alguna necesidad con el desarrollo del lenguaje, de la visión, la audición o de comportamiento.

A los padres de familia y acudientes, además se les insiste en que cualquier inquietud respecto al crecimiento y desarrollo de su hija o hijo, es importante comunicarla a las educadoras sin esperar el tiempo de la reunión.

¿Cómo se evalúa?

Cada mes en el Consejo de Profesoras se socializa:

  • Los diálogos cotidianos informales con las niñas y los niños que dan cuenta de sus aprendizajes, y su crecimiento en diferentes aspectos.
  • Las conclusiones derivadas de la observación constante.
  • Las respuestas que se ha dado a preguntas concretas de las niñas y los niños.
  • La resolución de problemas que se han presentado en la convivencia cotidiana.
  • Items concretos que indiquen logros alcanzados por las niñas y los niños.
  • Items que muestren asuntos en los que las niñas y los niños requieren acompañamiento para superar dificultades.
  • Análisis de algunas expresiones gráfico-plásticas, desempeño en las actividades de música, pintura, expresión corporal, acercamiento a la danza y actividades sociodramáticas.

Además de las descripciones realizadas por las educadoras en su diario de campo u observador se entrega a las familias el Boletín Descriptivo en el que se da cuenta de los procesos de crecimiento de cada niña y niño con respecto a las dimensiones de desarrollo.  Esta descripción compromete a las educadoras y a las familias a acompañar a las niñas y a los niños, entendiendo que acompañar es hacer presencia cuando:

-Se hacen preguntas

-Se contesta oportunamente con lenguaje significativo para la niña o el niño.

-Se contesta lo que la niña o el niño quiere saber.

-Se está atento a las necesidades que manifiesta.

-Se agachan para dialogar mirándolas(los) a los ojos.

-Se adecúan los espacios físicos par que se sientan siempre seguras (os) creciendo en compañía de adultos que son capaces de brindar una crianza humanizada.

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.